Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

JP Cooper

BARCELONA. Viernes 17 de Noviembre.
Sala Bikini. COMPRAR ENTRADAS...

MADRID. Sábado 18 de Noviembre.
Sala Icon Stage. COMPRAR ENTRADAS...

JP Cooper es un músico autodidacta de Manchester que se ha hecho a si mismo y coexiste en dos escenas generalmente consideradas como extremos opuestos del espectro musical. Aprendió su oficio en la escena Indie Rock, conectando más tarde con el Manchester Sing Out Gospel Choir, la incomparable y exquisita voz de John Paul Cooper abarca lo mejor de ambos mundos.

Es música significativa producto de la mente de alguien que ha vivido la vida, ha experimentado la pérdida y la añoranza. El cantante personifica la idea de lo que debe ser verdaderamente un artista singular que desafía las convenciones y a la vez contrarresta las comparaciones. “No quiero ser percibido como un cantante/ compositor porque la gente te asocia a una etiqueta de trovador sedoso”, apostilla JP con una risa  corta. “Quiero ser algo más. Quiero hacer música buena y crecer. Siempre he apreciado y admirado a los artistas capaces de evolucionar, gente como Marvin Gaye, Stevie Wonder, Björk. Espero ser un artista que explore y se vaya transformando de modo similar”.

Aunque pareciera que lleva la música en su ADN, JP no creció en una casa especialmente musical. Sin embargo su abuelo, un artista comercial, y su padre, también artista, le enseñaron algo que ha resultado de valor incalculable para su desarrollo artístico a lo largo de los años. “Mi padre estudiaba en una escuela de arte y mi abuelo le decía: -‘No busques un trabajo en el arte porque se convertirá en algo que dejarás de querer, pasará a se un trabajo y no un hobby’-. Eso se me quedó grabado, años después cuando  comencé a tocar la guitarra de forma autodidacta. Tienes que saber el a,b,c, claro está, pero lo fundamental es pasarlo bien, jugar con ello como lo haría un niño, sin prejuicios, ignorando las normas. El hecho de que no so sepa los acordes que toco juega mi favor, ¡soy un completo timo! Pero creo que eso es bueno, puedo seguir conservando la capacidad de asombro de un niño al respecto”.

Calle Fuencarral, 35. 2║Izda. 28004 Madrid [España]